El Verdadero Arrepentimiento

Estudiar:

2 Crónicas .7:14, Salmos 51, Nehemías 1:9, Proverbios 28:13, Lucas .3:8, Hebreos 12:17, Salmos 19:12

Objetivo:

Entender que no hay pecados ocultos que Dios no conozca.

Tópicos   

  1.  Significado del arrepentimiento
  2.  El verdadero arrepentimiento
  3.  Efectos de un arrepentimiento genuino
  4.  Respuesta de Dios cuando nos humillamos
  5.  Conclusión

         Después de ser convencidos de pecado por el Espíritu Santo, el arrepentimiento es el paso a seguir para obtener el perdón de Dios, pues no podemos contar con su perdón, si no nos arrepentimos. Todos necesitamos dar ese paso para obtener la salvación y comunión con Dios. La Biblia dice: Por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios( Romanos 3:23 ). Pero Dios en su infinita misericordia, nos ha dado la oportunidad de ser justificados mediante el sacrificio de su amado Hijo. ¡Ay de aquel que tenga en poco el sacrificio de Jesús o que minimice su obra redentora!

    Fuera bueno, poner atención a los tópicos seleccionados para el estudio de hoy, porque aunque sabemos por nuestra conciencia el bien o el mal que hacemos; sin embargo, muchas veces no escuchamos la voz del Espíritu Santo cuando nos corrige.  Debemos tener muy presente, que es urgente el arrepentimiento de nuestros pecados cuando le fallamos a Dios. El salmista quiso estar tan seguro de su condición que imploro a Dios lo siguiente: ”Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mi camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.” ( Salmos 139:23-24 ),  “Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.” ( Salmos 19:12 ). Estas expresiones del salmista son puras señales de un corazón verdaderamente arrepentido.

1.  Significado del arrepentimiento (2 Corintios 5:17)

    La palabra arrepentimiento es la traducción de una familia de palabras que indican un regreso, un cambio de parecer o un repudio al pecado para volver a Dios. En el versículo seleccionado para este tópico, el apóstol Pablo nos deja ver bien claro, que nuestra identidad es cambiada al estar en Cristo, de manera entonces que si estamos en Cristo, si hemos nacido de nuevo, debe manifestarse un cambio en nuestras vidas que se inicia en nuestro interior y que luego se exterioriza y se va renovando hasta llegar a la estatura de un varón perfecto.

2.  El verdadero arrepentimiento (Salmos 51)

    En su indignidad de pecador, el salmista David ruega por la misericordia y las piedades de Dios; aunque su pecado involucra a otros,  él reconoció que básicamente había pecado contra Dios. En el versículo 12, el salmista implora por el gozo que había perdido como producto del pecado, pues las consecuencias del pecado son: tristeza, amargura, enfermedad, frustración, etc. En este salmo, David exterioriza su dolor y tristeza por haber ofendido a Dios. Estas son las características principales del verdadero arrepentimiento.

3.  Efectos de un arrepentimiento genuino (Hechos 3:19)

    Los que hemos experimentado un nuevo nacimiento en Cristo, podemos sentir y exteriorizar sus efectos, pues se evidencia la obra regeneradora en nuestras vidas. El apóstol Pedro en su mensaje en el Pórtico de Salomón, hizo un llamado a los concurrentes allí sobre el arrepentimiento, no solo el llamado, sino que también manifestó los efectos que este produce; Aunque el mensaje iba dirigido a cambiar la manera de pensar con respecto a Jesús, pues no creían que él era el Mesías enviado de Dios. Pedro se estaba refiriendo más bien al tiempo de alegría y restauración de todas las cosas , o sea al reino milenial de Cristo, pero de todas maneras, la Biblia nos enseña que el arrepentimiento de nuestros pecados, produce alegría, sanidad,vida nueva y comunión con Dios.   

4.  Respuesta de Dios cuando nos humillamos (2 Crónicas 7:14, 1 Juan 1:9)

    La misericordia de Dios está siempre disponible para sus criaturas, aunque el hombre viva sin tenerlo en cuenta, Dios permanece con sus brazos abiertos en espera de que este se torne de su mal camino y vuelva a él. En 2 Crónicas 7:14, vemos las siguientes condiciones para acercarnos a Dios: humillarnos, orar, buscar el rostro del Señor, y convertirnos de nuestros malos caminos. Estas actitudes, mueven el corazón de Dios para perdonarnos, sanarnos y proporcionarnos todo bien. Por otra parte, el apóstol Juan nos dice: “ Si confesamos nuestros pecados , él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.”

5. Conclusión

      Para los que hemos aceptado el llamado de Dios al arrepentimiento, y hemos experimentado los beneficios de una vida nueva en Cristo, se requiere que nos mantengamos alertas, velando y orando en todo tiempo, pues al estar reconciliados con nuestro padre celestial, el enemigo de nuestras almas, lucha tenazmente por hacernos desviar de su presencia, poniéndonos tentaciones para volver a esclavizarnos. Mantengámonos alertas sin dejarnos engañar por el enemigo cuando nos tienta a pecar premeditadamente, con el pretexto de que podemos pecar y pecar de  para volver a arrepentirnos !“ Ojo con esto, Dios conoce nuestros corazones y sus intenciones.”!

!Que Dios nos ayude!  

Scroll to Top