Estudio del Evangelio según San Juan (parte 5)

Estudiar:

Capítulos Juan 11, 12,13, 14

Objetivo:  

Reconocer el cuidado amoroso del señor para con sus seguidores.

Tópicos

1- Muerte y resurrección de Lázaro

2- Jesús es ungido en Betania

3- Una enseñanza sobre la humildad

4- Jesús el camino al Padre

5- La promesa del Espíritu Santo

6- Conclusión

    En el estudio de hoy, estaremos considerando otros incidentes registrados en este evangelio, los cuales hemos leído tal vez muchas veces, pero en esta ocasión tenemos la oportunidad de estudiarlos con más detenimiento. El capítulo once nos describe la señal milagrosa de la resurrección de Lázaro, hermano de María y Marta, los cuales eran amigos de Jesús. Jesús no solo tenía discípulos a los cuales les enseñaba la Palabra, sino que también tenía sus amigos con los cuales compartía y comía con ellos en la mesa dándonos a entender su parte humana, y como tal, su parte social.

    El apóstol nos narra que su amigo Lázaro estaba enfermo; aunque no nos dice cuál era la enfermedad de la que murió, pero lo cierto es que esta familia estaba muy triste por la muerte de su ser querido.Tanto las enfermedades como la muerte, son partes de las aflicciones las cuales nos dijo Jesús que tendríamos en esta vida, pues como sabemos todas estas aflicciones vinieron como producto del pecado. Pero lo maravilloso es saber que el cristiano no muere eternamente, sino que tendremos vida eterna en Cristo. Lázaro murió físicamente como sabemos, pero en esta ocasión fue para la gloria de Dios. En nuestros días, Dios se ha glorificado muchas veces en nuestros familiares y amigos que han sido sanados de enfermedades, donde muchas veces, incluso los médicos, no nos dan esperanza; sin embargo, Dios se se ha glorificado, porque Dios es el mismo de ayer, hoy, y por los siglos.

Muerte y resurrección de Lázaro (Juan 11:1-44, algunos vs.)

    Jesús fue informado de la enfermedad de Lázaro, pero él respondió que no era para muerte, sino para que Dios se glorificara por ese medio. Al morir Lázaro, Marta dijo a Jesús : “Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto”.Marta se expresó de esa manera, porque sabía que Jesús tenía toda autoridad y poder sobre la muerte y la enfermedad. Tambien tenia bien claro la esperanza de la resurrección, pues ella dijo: “yo sé que resucitará mi hermano en la resurrección, en el día postrero. Como todos sabemos que la muerte era para la gloria de Dios, así fue, Dios se glorifico resucitando a Lázaro después de cuatro días de muerto.  

Jesús es ungido en Betania (Juan 12:1-50, algunos vs.)

    Nuevamente Jesús visita a sus amigos en Betania donde estaba Lázaro el que había resucitado, allí le prepararon una cena, y pudo compartir con sus amigos.Los seguidores de Cristo debemos cultivar siempre esa koinonia y hermandad, pues eso nos permite conocer las necesidades de nuestros hermanos y ayudarnos los unos a los otros.

    En los versículos  seleccionados para este tópico, también encontramos el complot contra Lázaro (vs.9-11), la entrada triunfal en Jerusalén (vs.12-19),unos griegos que buscan a Jesús (vs. 20-26), Jesús anunciando su muerte (vs.27-36), actitud incrédula de los judios (vs. 37-43) y el discurso de Jesús.

Una enseñanza sobre la humildad (Juan 13:1-20)

   Esta dramática escena del lavamiento de los pies es una lección de humildad y un vivo retrato de la auto-humillación de Cristo. El apóstol nos narra que mientras estaban en la mesa disfrutando la cena, Jesús se levanto de la cena, se quitó su manto y se dispuso a lavar los pies de sus discípulos. La reacción de Pedro ante este gesto de Jesús fue negativa, pues él no podía admitir que Jesús siendo su maestro bajara a ese nivel, pero todos entendemos la lección que el Señor nos dio a través de ese gesto de Jesús. La lección fue dirigida a enseñarnos a ser humildes y no meramente a lavarnos los pies. En los versículos 21-30, Jesús anuncia la traición del que no estaba limpio, aunque sus pies fueron lavados por Jesús, es a saber, Judas Iscariote. En los vs. 31-35 encontramos el “Nuevo mandamiento,” y en los vs. finales,el anuncio de Jesús sobre la negación de Pedro.

Jesus el camino al Padre (Juan 14:1-14)

    En el discurso contenido en estos vs. encontramos un mensaje bien claro y directo de Jesús hacia sus oyentes, “ Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi . En otras palabras, si alguno está pensando que hay otro camino, pues quede claro que no lo hay.

La promesa del Espíritu Santo (Juan vs. 15-31)

    El Señor prepara a sus discípulos para el recibimiento de un sustituto el cual ocuparía su lugar, cuidándolos, guiandolos, instruyendolos, y recordándoles todas las cosas. Pero la promesa es para los que aman al Señor y guardan sus mandamientos.”Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro consolador para que esté con vosotros para siempre. (vs. 15,16)

    El espíritu Santo estaba activo en tiempos del A.T., pero su morada en las vidas de los creyentes después de Pentecostés se diferencia en que  es permanente respecto de cada creyente individual. El mundo no puede recibir el Espíritu Santo, porque no le conoce, obviamente, nadie puede recibir a alguien que no conoce. Pero los creyentes le conocen, porque mora en ellos.

Conclusión

    En los últimos versículos de este capítulo, Jesús pronuncia palabras alentadoras para sus discípulos, pues se acerca el momento crucial en que los dejaría para ir al Padre. También les amonesta a no turbarse y a no tener miedo, pues sabía que al llegar el momento ellos estarían triste, algo que sería obvio, porque no tendrían a su maestro con ellos, pero él les había dicho antes que se iría y volvería por ellos. Esperamos el regreso de Cristo que volverá por los suyos. Nos resta estar preparados dejándonos guiar por  siempre del Espíritu Santo. ¡Que Dios nos ayude!  

Scroll to Top