Guerra Espiritual

Estudia:

Romanos 8, Efesios 6, 2 Corintios 2:11, Santiago 4:4,1 Juan 2:16,1Juan 5:4, Apocalipsis 12:10

Objetivo:

Hacer uso de la armadura de Dios como nuestro estilo de vida.

Tópicos

  • El campo de batalla
  • Otros enemigos
  • La armadura que necesitamos
  • Conclusión

    En toda guerra, el conocimiento acerca del enemigo es de vital importancia, pues debemos saber quien es realidad el enemigo. Por tal razón, en la clase anterior estudiamos: “Conociendo a nuestro enemigo“. Enfatizamos que el cristiano debe tener este conocimiento, porque cuando se conocen las estrategias y las metodologías que usa el enemigo para atacarnos, podemos apropiarnos de las que Dios nos ha provisto para ir a la defensiva.

    La Palabra de Dios es el único manual donde el cristiano puede encontrar todas las estrategias y metodologías para enfrentar a nuestro enemigo. Si seguimos sus directrices, tenemos la seguridad que saldremos airosos en las batallas que libramos a diario. El apóstol Pablo nos recomienda usar toda la armadura de Dios para poder resistir en el día malo (Efesios 6:13). Entendemos que esos días se presentan en los cuales, huestes demoníacas de parte de Satanás se reúnen para combatirlos.  Pero recordemos: “Todo lo podemos en Cristo, de Él solo viene la fuerza y la sabiduría para enfrentarnos al enemigo de Dios y de su creación, el cual quiere conducirnos  por el mismo camino que él y los que le siguieron han tomado, los cuales ya tienen decretada su sentencia final en el Lago de fuego por los siglos de los siglos; mientras que a los hijos de Dios nos espera una eternidad con nuestro Dios. Ese privilegio es el que nuestro enemigo trata de arrebatarnos. Pero la gracia de Dios es más que suficiente para ayudarnos a terminar nuestra carrera con gozo.

El campo de batalla (2 Corintios 10:4-5)

    Toda tentación y ataque espiritual, comienza siempre por un pensamiento. Nuestros  pensamientos determinan hacia dónde vamos y quienes somos (Proverbios 23:7); estos deben estar sometidos la obediencia a Cristo.

Otros enemigos (Romanos 8:1,6,7, 1 Juan 2:16,1Juan 5:4, Santiago 4:4)

    En el capítulo 8 de la carta a los Romanos, el apóstol Pablo nos presenta un cuadro del antagonismo entre la carne y el Espíritu, nuestra carne siempre busca las cosas  que nos alejan del Señor, por tal motivo dice el apóstol que el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse de las cosas del Espíritu es vida; entonces la carne es otro enemigo que tiende a alejarnos de la presencia de Dios. El otro enemigo es el mundo, como este entendemos al sistema, sociedad organizada con sus valores encontra de los principios de Dios; lo entendemos mejor cuando leemos al apóstol en 1 Juan 2:16. El congraciarse con este sistema nos convierte en adulteros y fornicarios: Santiago 4:4. Ahora bien, ¿cuál debe ser la posición del cristiano frente al mundo? Nuestra fe es la victoria que vence al mundo.

La armadura (Efesios 6)

    La armadura expresa el carácter  de Jesús en nosotros: Isaías 11:5; esta armadura no es algo que debemos tomar cuando estemos en problemas y en dificultades, mas bien es un estilo de vida que debe identificar a todo seguidor de Cristo.

Conclusión  

    En virtud de que hemos aprendido que el cristiano tiene una lucha constante con Satanás, la carne y el mundo, nuestro deber es acatar todas las instrucciones contempladas en la Palabra de Dios para poder enfrentar los ataque de nuestros enemigos.

    De la misma manera que un soldado no puede descuidar ningunos de sus pertrechos de guerra, el cristiano tampoco debe descuidar las armaduras que Dios nos ha dado  viviendo de una manera liviana y descuidada; mientras que Satanás aprovecha cualquier descuido nuestro para atacarnos. Es tiempo de que entendamos que la vida cristiana , no solo se trata de ir a los cultos , de dar ofrendas y diezmos; sino de vivir en obediencia a Dios y a su Palabra  !Que Dios nos ayude!    

Scroll to Top